Programa de acompañamiento de mayores

Ante la situación de personas mayores en soledad y con ayuda de Desarrollo y Asistencia, y Adopta a un Abuelo movilizamos la energía de voluntarios de diferentes generaciones para acompañar la soledad de estas personas y dar espacios de respiro a los familiares cuidadores.

A través de visitas semanales a su domicilio, los voluntarios acompañan a estas personas mayores o dependientes y tienen un rato de conversación, disfrutan de un paseo, realizan alguna actividad juntos, les acompañan a la farmacia… y dan un tiempo de respiro a sus cuidadores

Este acompañamiento resulta beneficioso para ambas partes: el voluntariado se siente activo y parte de su comunidad, conectado con las necesidades de sus vecinos y las personas acompañadas se sienten escuchadas y con ganas de que llegue la visita cada semana ya que el vínculo creado con el proyecto MENCÍA es fuerte y constante durante el año.