Lesión celebrar adquirida

Lesión celebrar adquirida

Una lesión cerebral puede hacer que sea difícil pensar con claridad, hacer planes y recordar información importante. Pueden surgir una amplia gama de problemas físicos: problemas para dormir, dolores de cabeza, mareos, problemas de visión y más. Puede hacer que la gente se sienta enfadada, irritable, ansiosa o triste. Controlar y tratar esos síntomas es un gran paso hacia la recuperación. Aquí hay información sobre los síntomas más comunes:

  • Síntomas emocionales.
  • Síntomas cognitivos y relacionados con el pensamiento.
  • Problemas de sueño y fatiga
  • Síntomas físicos.

Síntomas emocionales:

Dependiendo de qué parte o partes del cerebro de una persona están lesionadas, la persona puede experimentar cambios significativos en el comportamiento y los sentimientos. El lóbulo frontal, por ejemplo, ayuda a gobernar la personalidad y la impulsividad. Si está dañado, es posible que no haya un “mecanismo de frenado” para el autocontrol. Una persona puede encontrar que no puede controlar su ira o agresión. También puede hacer comentarios inapropiados a amigos o extraños sin darse cuenta de que están fuera de lugar.

O puede suceder lo contrario, la personalidad de alguien puede verse silenciada o aparentemente sin emociones. Esto se llama “afecto plano”.

Algunos de los problemas de comportamiento y emocionales más comunes que pueden son:

  • Arrebatos verbales
  • Arrebatos físicos
  • Mal juicio y desinhibición
  • Comportamiento impulsivo
  • Negatividad
  • Intolerancia
  • Apatía
  • Egocentrismo
  • Rigidez e inflexibilidad.
  • Comportamiento arriesgado
  • Falta de empatía
  • Falta de motivación o iniciativa.
  • Depresión o ansiedad

Síntomas cognitivos y relacionados con el pensamiento:

Muchas personas que sufren una lesión cerebral experimentan problemas con su capacidad para pensar, planificar, concentrarse y recordar. Después de una lesión cerebral, algunos síntomas cognitivos pueden aparecer de inmediato, mientras que otros pueden aparecer mucho después de la lesión. Si alguien que conoce ha sufrido un golpe en la cabeza, es importante estar atento a cualquiera de estos “indicadores invisibles” de una lesión cerebral. Estos son algunos de los síntomas:

  • Confusión
  • Problemas con la concentración.
  • Problemas con la organización.
  • Problemas con la planificación.
  • Deterioro de la memoria
  • Mal desempeño en la escuela o en el trabajo.
  • Dificultad para completar tareas en secuencias.
  • Perseveración
  • Problemas de atención
  • Problemas de resolución de problemas, o multitarea
  • Dificultad para tomar decisiones
  • Problemas con el lenguaje, la lectura y la escritura.
  • Problemas para identificar objetos.
  • Disminución de la conciencia de sí mismo o del entorno.
  • Problemas para reconocer o recordar a los individuos.
  • Problemas de razonamiento
  • Velocidad de procesamiento reducida

Problemas de sueño y fatiga:

Para las personas que se están recuperando de una lesión cerebral traumática, el sueño es especialmente importante, pero a menudo tienen problemas para obtener la cantidad y calidad de sueño que necesitan.

La importancia del sueño:

Durante el sueño, tu cerebro y tu cuerpo se recargan. Tus músculos descansan. Tu cerebro establece recuerdos y refresca algunas de sus conexiones que le permiten funcionar.

La alteración del sueño es uno de los síntomas más comunes después de una lesión cerebral. Los estudios han demostrado que los trastornos del sueño son tres veces más comunes en personas con lesión cerebral que en la población general. Casi el 60 por ciento de las personas con lesión cerebral, experimentan dificultades a largo plazo con el sueño. Las mujeres tienen más probabilidades de verse afectadas que los hombres, y los problemas con el sueño tienen más probabilidades de desarrollarse a medida que una persona envejece.

Algunos efectos secundarios de no dormir bien:

  • Depresión y la ansiedad.
  • Falta de energía
  • Mayor irritabilidad.
  • Mayor incidencia de tráfico o accidentes laborales.
  • Aumento de la fatiga

Síntomas físicos:

El cerebro humano maneja mucho más que solo pensamientos. Coordina nuestros movimientos físicos y respuestas subconscientes, desde el empuje de los músculos de las piernas hasta la respiración simple. Está ocupado regulando nuestra presión arterial, dirigiendo nuestro sistema digestivo, cambiando nuestro equilibrio hormonal e incluso manteniendo la temperatura de nuestro cuerpo. El cerebro supervisa nuestras acciones y reacciones. Cuando ocurre una lesión cerebral, puede interrumpir cualquiera de nuestras funciones regulares y crear una tremenda confusión y dificultad. Y en casos de lesión cerebral traumática grave, los síntomas físicos pueden persistir.

¿Cuáles son algunos de los síntomas físicos inmediatos de la lesión cerebral?

Cuando ocurre una lesión cerebral, hay algunos síntomas físicos que pueden indicar la necesidad de atención médica inmediata.

Si has visto a alguien experimentar un golpe en la cabeza, es importante estar atento a varios indicadores físicos clave de lesión cerebral:

  • Una pérdida o cambio en la conciencia, aunque sea brevemente
  • Quejas de dolor de cabeza o cualquier otro dolor de cabeza
  • Náuseas o vómitos severos.
  • Zumbido en los oídos.
  • Una convulsión u otros movimientos inusuales.
  • Hinchazón del cuero cabelludo.
  • Llanto inconsolable (especialmente en bebés y niños).
  • Mareos o movimientos que dan a entender poco equilibrio.
  • Visión borrosa o alterada.
  • Habla confusa.
  • Cualquier informe de entumecimiento u hormigueo en las extremidades.
  • Coordinación pobre.
  • Respiración interrumpida.
  • Movimientos lentos, o incapacidad para moverse.

Después de una lesión cerebral significativa, los síntomas físicos pueden cambiar y persistir con el tiempo. Pueden afectar a casi cualquier área del cuerpo. Después de una lesión moderada o grave, los síntomas pueden incluir:

  • Problemas para tragar.
  • Problemas vestibulares o de equilibrio.
  • Cambios en la visión o campo visual.
  • Problemas con el sueño o los patrones de sueño.
  • Fatiga severa.

Todos los síntomas pueden ser tratados por médicos y terapeutas especializados en daño cerebral (neuropsicólogos, logopedas, fisioterapeutas, neurólogos…).

FUENTE: BrainLine.

Leave a Comment