Ingesta de alimentos en personas con disfagia

Ingesta de alimentos en personas con disfagia

Siendo el lema del Día Europeo de la Logopedia, “la disfagia”, les damos algunas pautas en cuanto a la alimentación que ayuden a personas que la sufren y también a sus familiares:

  • El paciente debe comer y beber siempre que se pueda sentado en silla, evitando comer en cama, lo más recto posible, tratando de mantener alineado el tronco y la cabeza, apoyando los pies en el suelo.
  • Es aconsejable mantener al paciente sentado durante al menos 30-45 minutos después de la ingesta para evitar reflujo y aspiraciones.
  • Se aconseja que el paciente se encuentre concentrado en la ingesta evitando distracciones como la televisión encendida, charlas de varias personas, etc.
  • Si el paciente se encuentra somnoliento, fatigado, agitado se debe evitar la ingesta de alimentos y bebidas hasta que no mejore el grado de atención ya que estas situaciones aumentan el riesgo de aspiraciones.
  • El alimento debe ser homogéneo, en la consistencia pautada por su médico.
  • Debe usar la cuchara según lo que se le ha indicado en la consulta de valoración (cuchara de café, postre o sopera) para controlar el volumen a ingerir.
  • La duración de las comidas no debe ser superior a 30-40 minutos, ya que aparece fatiga en el paciente y en la musculatura.
  • Tampoco debe realizarse una ingesta muy acelerada. Inspeccione la boca para asegurarse de que no quedan residuos sólidos ni líquidos en boca, antes de volver a introducir más alimento. El paciente debe formar un bolo de forma adecuada y aclarar el residuo que le quede en garganta antes de proseguir con el próximo bocado.
  • El cuidador/personal de enfermería, debe mostrarse tranquilo, anticipando con palabras lo que le está dando de comer y mostrándoselo o dándoselo a oler para iniciar la fase preparatoria.
  • Los alimentos deben ser fríos o calientes, evitando temperatura ambiente, ya que favorece la deglución y la percepción de alimento en boca.
  • Si es posible, dejar que el paciente sea independiente en las comidas, pero siempre bajo supervisión. En caso de ser dependiente, el cuidador/personal de enfermería, debe sentarse enfrente o a un lado del paciente, respetando  la altura o colocarse más bajo del paciente para favorecer que el paciente lleve el mentón al pecho. Evitar favorecer las posturas de hiperextensión de cuello.
  • En caso de que el paciente presente hemiparálisis o hemiparesia facial, se aconseja administrar el alimento por el lado sano.
  • El líquido debe ser espesado a la viscosidad indicada (néctar, miel o pudding).
  • El paciente debe ingerir durante al día, al menos, 1L de agua espesada a la viscosidad indicada evitando deshidratación y fomentando con ello la producción de saliva que evite infecciones bacterianas en la cavidad oral y favorezca la preparación del bolo alimenticio.
  • Debe beber siempre en vaso (o cuchara si se le indica). No beber nunca en botella ni con pajita.
  • En caso de apreciar carraspeo durante la ingesta, animar al paciente a toser para favorecer eliminar restos de alimentos en la vía aérea.
  • Realizar una buena higiene oral antes y después de las comidas, evitando con ello posibles aspiraciones por restos orales.

 

FUENTE:

Manual “Abordaje Multidisciplinar de la Disfagia y Terapia Nutricional en el Ictus Agudo”.

CEADAC